TERAPIA DE PAREJA

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja es uno de los formatos de trabajo más habituales en la terapia diaria, con el fin de analizar, definir y tratar los problemas y conflictos surgidos en la relación de pareja. El principal agente de trabajo es la relación de pareja en sí misma, por lo que la pareja actuará como “paciente” principal.

¿Qué podemos trabajar en terapia de pareja?

Algunas de las dificultades que trabajamos en terapia de pareja son:

  • Problemas de comunicación

Uno de los principales problemas en la terapia de pareja, es la comunicación. Cada uno de los miembros según su experiencia y aprendizaje, adquirió un patrón de comunicación basado en las circunstancias de vida y personales del momento.

Esto conlleva, quizás, dar por supuesto reglas de funcionamiento tales como:

  • Dar por hecho que la otra persona sabe lo que queremos o lo que nos pasa
  • Emitir el mensaje pensando que llegará de la misma manera que lo estamos pensando
  • Dar por sentada la intencionalidad de la otra persona respecto a lo que hará o dirá
  • Quedarnos pegados a lo que pensamos o sentimos sin dar oportunidad a escuchar al otro
  • Creer que nuestro pensamiento u opinión es el que tiene validez sin dar opciones a buscar alternativas
  • Mostrar indiferencia a lo que nos comunican, invalidando los sentimientos y pensamientos de la otra persona
  • Reprochar constantemente problemas del pasado

Por otro lado, utilizar el silencio como herramienta, no llegando a comunicar nada. Pudiendo conllevar una explosión de información puntual en un momento dado.

  • Problemas en las relaciones íntimas

En ocasiones se ve alterado el bienestar íntimo de la pareja, referido a la parte sexual-afectiva. Lo que implica una disminución o apatía por tener relaciones sexuales o de intimidad, tales como acercamientos, gestos de admiración y cariño, caricias, besos o abrazos, entre otros.

  • Dependencia emocional

La dependencia emocional puede venir derivada de la historia de vida personal de cada miembro de la pareja, pudiendo influir en el tipo de funcionamiento común, llegando a generar un enganche en la relación. Lo que impide funcionar con flexibilidad y en dirección a lo que es importante para cada miembro y por ende, para la pareja.

  • Indecisión planes futuro

Los planes de futuro suelen ser parte de la dirección valiosa de la pareja, ya que suelen tener una misma dirección. Sin embargo, es normal que en ciertos momentos estos planes puedan generar dudas o incluso varias a lo largo del tiempo, por igual o de manera diferente en cada miembro de la pareja. Por lo que es importante poder revisar el punto en el que se encuentra y el grado de importancia para cada uno.

  • Celos y desconfianza

Los celos en un primer momento son funcionales, como cualquier emoción, es decir, aparecen en las relaciones de pareja a raíz del vínculo y apego que desarrollamos con la persona amada, con el fin de favorecer el cuidado y estabilidad de la pareja. Sin embargo, cuando los celos pasan la barrera y comienzan a afectar a la relación, con una interferencia recurrente, derivando a conductas de control, pensamientos negativos hacia uno mismo y el otro, desconfianza, necesidad de contacto constante, etc., pueden desgastar y fracturar la relación.

  • Infidelidad

La infidelidad es un concepto muy particular, ya que cada persona puede tener reglas respecto a qué es o no una infidelidad. Sin embargo, cuando ocurre o alguno de los miembros de la pareja lo considera como tal, ante el cual se considera que han roto los esquemas o acuerdos previamente establecidos, puede aparecer una crisis que afecta al equilibrio y funcionamiento habitual de la pareja.

  • Falta de compromiso

Existen momentos en los que la pareja se ve afectada por la falta de compromiso de uno de los miembros, quién quizá quiere estar en la pareja, pero no participa en las decisiones o elecciones de las mismas, pudiendo generarse un desgaste en la relación.

  • Interferencia de la familia extensa

Es habitual que los problemas y/o decisiones relacionados o provenientes de las relaciones familiares extensas, puedan interferir de alguna manera, en la relación de pareja, puesto que son patrones de funcionamiento muy diferentes. Lo que lleva a desacuerdos o incluso enfrentamientos entre los dos miembros de la relación, llegando a la polarización de posturas.

  • Dificultades para romper la relación

Cuando la decisión que se toma está orientada en romper y finalizar la relación como pareja, suelen aparecer dificultades a la hora de ejecutarla, ya que las emociones pueden invadirnos, dejándonos llevar por la pena, la tristeza, el miedo o incluso el rencor; así cómo encontrar obstáculos a la hora de negociar, gestionar, organizar o comunicar a otros miembros o personas allegadas la decisión.

  • Crisis concretas

Ante la aparición de un estresor mayor como la pérdida de trabajo de uno de los miembros, casarse, comprar una casa, tener hijos o la pérdida de un ser querido, pueden ser de gran interferencia de la estabilidad de la relación de pareja.

¿En qué ayudará la terapia de pareja?

El objetivo final o el éxito de una terapia de pareja no siempre es el de volver a enamorarse de la relación. Hay ocasiones en las que la mejor solución para la pareja es la de romper la relación que les une de la forma menos dolorosa posible.

  • Si se decide trabajar para continuar la relación, los especialistas ayudarán a:
  • Identificar problemática y su causa
  • Identificar el rol y función de cada uno de los miembros de la pareja con el fin de encontrar la dirección hacia la que se quiere dirigir
  • Identificar las necesidades de cada uno de los miembros, así como las necesidades de la pareja
  • Mejorar la comunicación
  • Aprender a solucionar conflictos
  • Potenciar los puntos fuertes de la pareja y aprender a identificar y gestionar los débiles
  • Aprender a identificar la dirección valiosa de la pareja
  • Si se decide romper la relación, los especialistas ayudarán a:
  • Aprender a comunicar las necesidades derivadas de la ruptura
  • Facilitar la negociación y resolución de conflictos
  • Facilitar cómo comunicarlo a otros miembros de la familia en caso de ser importante para la pareja

¿Cuándo acudir a terapia de pareja?

Es habitual solicitar ayuda cuando la pareja lleva un tiempo atascada en su relación y aparecen dificultades que deterioran y afectan a la convivencia y bienestar común, generando insatisfacción, alejando a la pareja de los objetivos y metas definidas por ambos.

Algunas de las señales de alarma que nos pueden indicar que necesitamos la ayuda de un experto en terapia de pareja son:

  • Cambios de comportamiento en poco tiempo
  • Indiferencia
  • Discusiones y faltas de respeto constantes 
  • Dificultades en la gestión emocional: rabia

¿Se puede acudir a terapia de pareja sin tener un problema?

La terapia de pareja no sólo implica resolución de dificultades en el peor momento de la relación, sino que implica prevención. Es decir, si se encuentran puntos débiles que se quieren trabajar, así como potenciar los puntos fuertes de la relación, para conocerse mejor, mejorar la comunicación, aprender a escuchar las necesidades propias y las de la pareja, es muy enriquecedor poder entrenar en esa dirección.

¿Qué ocurre si sólo un miembro de la pareja quiere hacer terapia y el otro no?

Es normal que uno de los miembros esté más motivado que el otro, e incluso sea quien quiera tomar la iniciativa. Sin embargo, es necesario tener objetivos comunes de trabajo, es decir, que ambos quieran resolver el problema, estando de acuerdo en intentar buscar herramientas para recuperar y mejorar la relación, o decidir finalizarla.

No obstante, no es conveniente obligar a ninguna de las partes afectadas, puesto que cada persona puede encontrarse en un momento diferente y es muy lícito que no quiera elegir esa vía de funcionamiento. 

¿Cómo puedo empezar mi tratamiento en CORE Psicólogos?

Para pedir cita con nosotros, sólo tienes que rellenar el formulario que encontrarás a continuación o llamar a los teléfonos 616279766 o 671752155. En un plazo máximo de 24h nos pondremos en contacto contigo para conocer mejor tu situación y ofrecerte cita con el profesional más adecuado para ti. Puedes decidir venir presencialmente a nuestro centro en Sanchinarro u optar por la modalidad online desde cualquier parte del mundo para tus sesiones de tratamiento.

En CORE Psicólogos tú marcas la dirección y nosotros ponemos la Psicología a su servicio.

¿En qué te podemos ayudar?

Core Psicólogos

O

Estamos en la Avenida Francisco Pi y Maragall 79A, Bajo 2.
Encuéntranos en el mapa. 

Ir arriba
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad